”Mi segunda semana ha trascurrido con éxito.

He tenido la oportunidad de impartir las clases de lengua toda la semana y me he sentido estupendamente. Es cierto que cada día se presentan nuevos obstáculos pero en cada momento, aprendo algo nuevo. Por poner un ejemplo: nunca me había apoyado en la pizarra digital para dar una clase, y esta semana lo he hecho. Este nuevo instrumento de trabajo es una extraordinaria posibilidad de comunicación que se nos presenta y no debemos desaprovecharlo. La oportunidad de ejercer la docencia a través de las TIC se pone de manifiesto en mi vida y estoy dispuesta a aprender de cada hecho que se me presente.

Estos cinco días, el contacto con la clase ha sido aún más directo. He observado diferentes conductas de los alumnos, diversas formas de actuar, de desarrollar las actividades, atender en clase, y eso me ayuda a reflexionar sobre mi futuro, si de verdad quiero ejercer esta profesión o no. Puedo argumentar, así, que aunque existan momentos de dificultad, al final de la semana me siento realizada, y cada vez me doy más cuenta de que estoy en el camino adecuado y eso me reconforta. Esta es la profesión a la que quiero dedicarme, y espero que semana tras semana pueda aprender aún más que la anterior.

Sé que adentrarme así, en un grupo tan consolidado, es difícil para todos, pero reiterando lo de la pasada semana, la acogida ha sido mayor de la esperada y me siento integrada en el Centro Escolar, y dentro del grupo-clase.”

Paula Saiz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *